Novedades

img

COVID-19 en la empresa HADAL SERVICIOS PROFESIONALES SRL.

Buzos Profesionales contagiados de COVID-19 en Córdoba por negligencia de la empresa HADAL SERVICIOS PROFESIONALES SRL.

Como consecuencia de las condiciones de precariedad sanitaria e inseguridad laboral imperantes en la empresa HADAL SERVICIOS PROFESIONALES SRL se contagiaron de Covid 19 gran parte del plantel de Buzos Profesionales en Embalse Río Tercero, en la provincia de Córdoba.

En el marco de la reciente obra desarrollada en Embalse Río Tercero, buzos profesionales contratados por Martín Fierro, empresario dueño de HADAL SERVICIOS PROFESIONALES SRL, se contagiaron de Covid 19 producto de la absoluta falta de medidas sanitarias y de prevención en la que debieron desempeñarse.

La empresa, que trató de ocultar los contagios y dejó desamparados a sus trabajadores, cuenta con serios antecedentes en incumplimientos a las medidas de seguridad en el trabajo. En junio de 2020, un buzo profesional sufrió un gravísimo accidente que casi le costó la vida, debiendo ser trasladado e internado de urgencia con varias costillas fracturadas por el impacto del desprendimiento del carretel de un puente grúa que contenía un cable de acero vinculado con tensión a una compuerta sumergida a varios metros de profundidad. No podemos dejar de mencionar que solo la buena fortuna evitó que el resto del equipo de trabajo sea alcanzado durante el recorrido del carretel desprendido, lo que hubiese significado un accidente de grandes dimensiones.

En esta oportunidad, a pesar de los compromisos que había asumido la empresa de mejorar sus índices de seguridad luego del accidente ocurrido el año anterior, HADAL SERVICIOS PROFESIONALES SRL volvió a reincidir imponiendo a sus trabajadores condiciones de precariedad y extrema exposición al riesgo cuya consecuencia ha sido el contagio masivo de los buzos profesionales.

Cabe aclarar que dadas las extremas exigencias físicas que requiere el buceo profesional, los trabajadores afectados se encuentran aún en recuperación, debiendo someterse posteriormente a rigurosos controles para alcanzar su capacidad óptima laboral, teniendo en cuenta que las secuelas de la enfermedad podrían llegar a impedir la continuidad en la actividad profesional.

Llamamos públicamente al empresario Martín Fierro a que deje de precarizar a sus trabajadores y cumpla definitivamente con las leyes y reglamentaciones sanitarias y de seguridad en el trabajo